Journey – Don’t Stop Believing

 

Cuando Isa y Juanma nos dijeron que iban a celebrar su boda en Pedraza, supimos enseguida que sería una boda muy especial. Pedraza es un pueblo con muchísimo encanto, sus calles hablan por sí solas y mucho más en invierno.

La ceremonia civil tuvo lugar en la Fundación Villa de Pedraza, la cual decoraron con velas; además, dentro había un puesto de caldo caliente que era perfecto para entrar en calor en un día tan frío de invierno. Si hay algo que nunca olvidaremos, aparte de lo emotivo que fue el momento de leer sus votos, es la salida de los novios: arroz, cañones de confeti, lavanda, pompas de jabón… ¡Desde ese día seguimos quitando arroz de nuestra ropa!

Después nos trasladamos a De Natura, la decoración de las mesas era increíblemente bonita, además los novios habían dejado en cada mesa cámaras de fotos desechables para que los invitados pudieran mostrar su propia visión del día. Fue una boda llena de detalles pues los novios entregaron a cada uno de los invitados un agradecimiento personalizado y una participación de lotería cuyo número coincidía con la fecha de la boda; además de mantas bordadas hechas por ellos y cervezas artesanales La Virgen, a las que añadieron una etiqueta en tela con la historia de la cerveza.

Abrieron el baile con la canción Don’t Stop Believing de Journey, muy especial para ellos pues son fans absolutos de Los Soprano. El broche final lo pusieron los amigos de los novios cuando les sorprendieron haciendo una coreografía de la canción Freed From Desire de Gala. Además amenizó la fiesta el grupo The Flashback Band versionando música de los 80 y 90 y, por su fuera poco, los novios se animaron a cantar una canción juntos.

Nosotros quedamos enamorados de esta boda tan personalizada y cuidada pero, sobre todo, de los novios que no pueden ser más adorables.

Vestido: Rosa Clará

Zapatos Isa: Salo Madrid

Ramo: Flores en el Columpio

Vídeo: Les Vaques Productions