Sesión de pareja en Patones y El Berrueco

De pequeños, habíamos ido muchas veces a comer y pasar el día. Y siempre habíamos tenido la espinita clavada por hacer una sesión de pareja en Patones y El Berrueco. Para nosotros son dos de los pueblos con más encanto dentro de la Comunidad de Madrid.

Así que aprovechando las ganas que teníamos de volver allí y que teníamos a Marta y Nacho un fin de semana para nosotros, decidimos ir con ellos a pasar un día entero en Patones y El Berrueco.

Marta es amiga de Sandra desde el colegio y Nacho, al cual conoció en la facultad de Medicina, su alma gemela y otro gran amigo para nosotros. El amor que desprende esta pareja es tangible en todos los sentidos.

Después de una buena comilona, decidimos dar una vuelta por el pueblo de Patones y sus calles empedradas. Acabamos en una explanada con unas vistas a toda la sierra impresionantes.

Cogimos el coche y después de unas cuantas curvas con unos paisajes maravillosos, llegamos al pueblo de El Berrueco. Desde allí fuimos caminando hasta el pantano, donde aprovechamos el atardecer para poner fin a esta sesión de pareja.

Si os ha gustado esta sesión de pareja en Patones y El Berrueco, nos encantaría que os pasaseis por la sesión de pareja en San Agustín del Guadalix de Silvia y Luis.